Tuesday, June 26, 2012

A mí no me perjudica.


Este 1 de julio culminarán 3 meses de campañas presidenciales con el voto de todos los ciudadanos.
Terminará con un voto de dos tipos de personas: los egoístas y los revolucionarios.
Por desgracia México es un país de egoístas.

Así lo sigo considerando, México país de egoístas, eso somos, no te engañes pensando que eres generoso y caritativo porque diste 10 pesos al teletón, o porque algún remoto día diste una moneda a un niño en la calle. Un niño que no tuvo otra opción más que estar ahí para recibir esa moneda, que no tiene acceso a internet, no sabe de diferentes estilos de música como tú o como yo, que muy posiblemente ni siquiera sepa leer.
Claro, México,  país de gente hospitalaria con corazón cálido y mano extendida siempre en señal de amistad, a lo mejor eso somos con los extranjeros, a ellos los recibimos con los brazos abiertos, o por que traen dinero o porque nos los queremos llevar a la cama, pero dime cuantas veces has sido hospitalario con un rarámuri, con un wixárikas, con un yaqui o con un popoloca, no te engañes eres egoísta.
Y con ese egoísmo te dirigirás a las urnas este domingo.

México pueblo de egoístas, votará en su gran mayoría por Enrique Peña Nieto, dejando de lado la horrible persona que él es, votarás porque algún familiar tuyo trabaja directa o indirectamente para el PRI o alguna dependencia gubernamental que está bajo el dominio de este partido (CFE, PEMEX entre otras), e incluso tal vez pertenezcas tú o algún familiar muy cercano a alguna organización civil de trabajadores de algún tipo, que empeñados en que siempre han trabajado con ese partido le seguirán dando su voto, ahí tienes por ejemplo a Antorcha Campesina. Tal vez lo hagas simplemente porque te sientes priista ya que en tu familia siempre lo han sido y no sabes ni la razón.
Y así como a ti casi ni te importa, a mí hasta me conviene, porque sí, mi familia sí pertenece a una o varias de las organizaciones mencionadas.

Desde que tengo memoria y eso ya es hace mucho, mi abuela siempre apoyo a este partido, y eso significaba que todas las pertenecientes a su grupo de vendedores ambulantes lo debían de hacer también, y se dé primera vista que lo hacían con gusto, nótese: “lo hacían”. Ahora ella no está, pero mi tía continuo el legado y después mi madre. Ya no lo hacen con gusto. He podido observar en primerísima fila el acarreo y la amenaza latente de que si no gana susodicho partido no habrá más oportunidades para estas personas, y aunque no lo notes al leerlo así, toma en cuenta que cualquier organización local que depende del gobierno sufre de esta misma manipulación. Es decir que si alguna vez en una noticia leíste o escuchaste un número aproximado de vendedores ambulantes en tu localidad entonces todos ellos estarán bajo este supuesto. Y ya ni a ellos les conviene votar por este partido, acuden a sus mitines por compromiso y conveniencia, pero hasta ellos evitaran votar por el PRI.
Y a todos nosotros nos conviene, antes nos convenía más que hoy pero aun nos conviene.

Además, con la carrera que tengo los estudios que estoy cursando actualmente, y las capacidades que orgullosamente poseo estoy seguro que con cualquier gobierno a mi me irá bien. Mis días serán cada vez más brillantes pues alcanzare oportunidades mejores cada día. Por estas razones en verdad que no me importa por quien des tu voto.
Pero tengo otras razones para que si me importe, y por las cuales nunca votaría solo por ver el logo de un partido, y así es como volvemos al candidato.

Es nuestro deber civil como ciudadano emitir un voto en las elecciones, así viene en nuestra Constitución. Pero ese voto debe ser un voto bien informado, bien sopesado, y si tus decisiones son así de egoístas bienvenido sea tu voto, pero te propongo que al votar pienses en los demás.
Piensa en aquellos a los que les diste una moneda algún día. Piensa en aquellos que no pueden ir a la escuela porque les queda muy lejos de sus hogares, o porque simplemente deben de trabajar para comer, piensa en aquellos que no tienen el acceso a las redes sociales, que no tienen la idea de una cultura global como tú y no saben de los problemas en Chile, Egipto, España, problemas muy parecidos a los que tú podrías vivir si no se impulsa realmente a este país. Colócate en el lugar de un brasileño y en cómo ha mejorado ese país a través de su industria energética, o en el de un argentino y porque lo han expropiado.


Ahora dime si ese candidato ha demostrado ser una buena persona, si durante su gobierno ha mejorado su localidad, si bajó la incidencia criminal, si aumentó el empleo y la educación. Si en verdad fue un buen gobernante. No puedes, nadie puede decirlo, aún así votaras por que te sigue conviniendo a ti.


Aun así, con todo y tu egoísmo, sigo esperando que lo dejes de un lado por una vez, que como yo seas un revolucionario y no votes pensando en ti o en un familiar. Considera a los pueblos indígenas dentro del país, es mas vuélvete realmente hospitalario y considera a nuestros hermanos centroamericanos y como les va al intentar cruzarlo con la situación en nuestro país.  Votes pensando en México, en cada mexicano, somos hermanos, somos responsables unos de los otros.
 
O sigue siendo un egoísta, vota por el partido de tu paraestatal, vota por el partido de tu papá, como ya te dije antes; a mi me va a ir muy bien, espero que a ti también, y lastima por los otros mexicanos.











.

1 comment:

  1. =o MUII DE AACUERDO0 CONTIGOOO¡¡¡ LAMENTABLEMENTE LA AMBICION DE UNOS CUANTO0Z PERJUDICA A MUCHOS; Y ES TRISTE SABER Q LAS COSAS EMPEO0RAN CADA DIA MAS =(

    ReplyDelete